La sutileza del inconsciente- como funciona!

El inconsciente lo grabó todo, hasta el más mínimo detalle. No nos podemos imaginar
hasta qué punto es sensible y lo almacena todo. Una emoción reprimida de una madre gestante puede provocar
en el hijo tendencias que no pueden separarse racionalmente.

Recuerdo un caso extraordinario que explica hasta qué punto estamos
encadenados a historias de nuestros padres y abuelos.

Esta manera de manifestarse del inconsciente nos dirige a algo muy importante y particular: la necesidad
de mantenernos alerta y de tomar conciencia de que los procesos psicológicos se manifiestan tarde o
temprano en la biología.


Esta propuesta puede parecer reduccionista, pero nada más lejos de la realidad. Pensemos por un instante
que usted puede tener el inconsciente y tiene toda la información, información que es crucial para el
piloto de su vida, que es el que toma las decisiones. Lo que este piloto ignora es lo que
hace que lo através de indicaciones sutiles, haciéndole vivir circunstancias, situaciones y
relaciones que responden a programas y aprendizajes que solo usted conoce.

Esta manera de manifestarse del inconsciente nos dirige a algo muy importante y particular: la necesidad
de mantenernos alerta y de tomar conciencia de que los procesos psicológicos se manifiestan tarde o
temprano en la biología.


Usted es el dueño del inconsciente, guardián de todos los secretos, cuya misión principal es preservar la
vida. Como tal, debe transmitir su mensaje al consciente. Pero ¿cómo hacerlo? La respuesta es a través
de aquello a lo que el consciente presta atención, es decir, del cuerpo. Entonces, usted enviará su
mensaje a distintas partes del cuerpo para que el consciente perciba que lo que pasa quizá no sea fruto de
la casualidad y empiece a hacerse preguntas.


Desde esta perspectiva, la psicología busca la interpretación del lenguaje del cuerpo; no se separa de la
biología, sino que se une a ella en un intento común de comprender los males del sujeto, sus rutinas y
repeticiones.
La BNE es como la «piedra Rosetta» que desentraña los jeroglíficos de la mente y su expresión en el
cuerpo y en las conductas, conectando los diferentes aspectos de la ciencia: la física, la química, la
biología y la psicología.


Las repeticiones:


Nuestro trabajo diario, como acompañante, cuando el consultante nos consulta, consiste en buscar los excesos, entendidos
como los aspectos repetitivos de su vida. Las reiteraciones se pueden manifestar de múltiples maneras:
en las relaciones, en el trabajo, accidentes, con la pareja, con la descendencia (por ejemplo, personas
con muchos hijos, pero todos del mismo sexo, o la imposibilidad de quedarse embarazada sin tener
ningún problema fisiológico, o el abuso sexual repetitivo).


Las repeticiones o excesos, son indicadores de que hay algo oculto en el inconsciente
muy relacionado con los programas y aprendizajes que vienen de los ancestros. El inconsciente familiar
es el más adecuado para ayudar a los demás en su lucha contra el asalto
.


No toda repetición esconde un gran trauma familiar; muchas veces, son pequeños traumas, mucho
impacto emocional, que marcan una conducta y hacen repetir hechos pasados ​​de la vida propia.

Fuente: Tratado de la bioneuroemoción.

PUERTA SUSANA

BIODECODIFICAR!